Inicio » Salud » OCD - Osteocondritis disencante

OCD - Osteocondritis disencante

La osteocondritis disecante (OCD) es una enfermedad hereditaria,típica de razas grandes y de rápido crecimiento. 

La incidencia de OCD en el Border Collie mas que por su tamaño parece venir dada por su comportamiento: altos niveles de energía, capacidad atlética, resistencia y rapidez de reflejos, unido a los bruscos cambios de velocidad y dirección podríanhacer que estén mas predispuestos a traumas en las articulaciones que la mayoría de razas de tamaño similar no suelen experimentar. 

La afección se suele detectar en cachorros de 4-9 meses pero también se puede ver en perros mas mayores. La mayoría de los individuos afectados desarrollan los signos clínicos con menos de un año de edad. Parece ser mayor la incidencia en machos que en hembras 

El hombro es el lugar más común de afectación, pero puede verse también en codo, rodilla, corvejón, columna vertebral u otras articulaciones. Aproximadamente en la tercera parte de los casos de OCD, la enfermedad es bilateral (en ambas articulaciones).   

Se cree que la OCD es causada por un problema en la tasa de crecimiento del cartílago de la articulación, en relación con el hueso subcondral subyacente, que hace que se vuelva más grueso. Este cartílago engrosado sufre riesgo de romperse, sobre todo en las zonas más sometidas a trauma, estrés y movimiento, como la zona caudal de la articulación del hombro. El trauma repetido provoca la separación de un fragmento de cartílago. 

Debido a la rotura, el líquido de la articulación pueda entrar en contacto directo con las zonas sensibles del hueso subyacente, ahora expuesta, y puede causar dolor. En este momento se suele presentar cojera en el perro. Los trozos sueltos, con el tiempo, se descomponen y se absorben, o pueden ser alimentados por el líquido de la articulación y crecer a un tamaño más grande que el cuerpo del cartílago suelto original. 

Las posibles complicaciones surgen cuando los fragmentos se unen a otras zonas de la articulación o quedan atrapados en la vaina del tendón, causando irritación, obstrucción de la circulación y dolor. 

El diagnóstico se confirma mediante radiografía de las articulaciones afectadas. 

Los factores directos que se consideran implicados en el desarrollo de la OCD son el rápido crecimiento y traumas en la articulación.   

Los factores indirectos que afectan al crecimiento rápido, incluyen la nutrición, las hormonas, la predisposición genética y el tamaño.